Close

Opiniones y comentarios sobre la picadura del mosquito tigre

Publicado en: ago 7, 2019 | Categorias: Todo sobre los Mosquitos

Ahora, en el caso de este tipo de insectos de origen tropical, que además propagan enfermedades como el dengue o zika, son capaces de soportar todo tipo de enfrentamientos que tengamos con el.

Opiniones y comentarios sobre la picadura del mosquito tigre

Eugenio Fouz nos explica, a través del nacional, como es una batalla con el mosquito tigre. como puede hacer que nos desesperemos, mientras antes era habitual acabar con un mosquito de un simple manotazo. Ahora, en el caso de este tipo de insectos de origen tropical, que además propagan enfermedades como el dengue o zika, son capaces de soportar todo tipo de enfrentamientos que tengamos con el.

Así es como lo describe el autor:

Sentado estoy yo un caluroso día de julio en un lugar apartado de la sala de estar a eso de las 5.30 de la tarde, hora española. Sé lo que es sentir el picotazo de un tigre, un mosquito tigre, y tratar de deshacerse del bicho de un golpe seco, eficaz y repentino. Acostumbrado a fallar ahí una vez, dos y hasta tres veces en el contraataque y dejarme el cuerpo marcado con moratones, no me separo del teclado y le doy vueltas a los temas que podrían servir para la columna del lunes en El Nacional.

Los entendidos dicen que solo los mosquitos hembra son chupadores de sangre. En otras palabras, que los machos no son el enemigo de los humanos. Y yo no soy de los que se enfadan con facilidad. No quiero ponerme de mal humor, pero este mosquito hembra acaba de hacer un vuelo rasante por delante de la pantalla de mi PC y, consecuentemente, por delante de mi cara. Es desagradable. Entiendo que nos encontramos en un espacio aéreo internacional neutral.

Lo que nos quiere hacer ver Fouz es que las hembras del mosquito tigre son mucho más resistentes que los mosquitos comunes, además de tener un mayor tamaño, también son más fuertes, resistentes y un enemigo que no querrás tener este verano:

El bichito alado sobrevuela sin reparo mis manos (recuerde que estoy sentado frente a un ordenador o computadora). Empiezo a incomodarme. Solo un poco. Apenas pasan veinte segundos cuando -por el rabillo del ojo derecho- le veo aproximarse a lo loco. Me da risa porque recuerdo la letra de no sé qué canción “que la detengan, para pa pá” pero no tengo tiempo de esas cosas. El golpe esta vez fue certero. Más certero que nunca. Alcancé el lugar en el que la intrusa había posado sus patitas justo en el momento en que levantó el vuelo y las ganas de aniquilarla quedaron grabadas en la cara interior de mi brazo. Ahora, por fortuna, casi no se nota la marca de los dedos. Es cierto que aún me duele. Me saca de quicio, me enerva, no soporto el zumbido de esta adversaria anónima que acelera en el aire y planea rozarme la siniestra oreja y, si es posible, picarme en la piel como a una  oveja. Cosa que consigue hacerme en este instante. Me aguanto el picor. Trato de engañarla. Disimulo, espero un segundito y ¡plaf! Pero, la madre que…

Comentarios (0)

No hay comentarios

Añadir un comentario

Tienes que iniciar sesión para agregar comentarios.

ÚLTIMAS PUBLICACIONES

El Big Data se utiliza también para combatir el mosquito tigre
De esta forma, se ha creado el proyecto "Big Mosquito Bytes", un Big Data que recogerá datos para predecir epidemias...
en nov 7, 2019
Estos días se celebra el Mes de la Ciencia Ciudadana y el Medio Ambiente
La ciencia ciudadana está conducida por científicos aficionados o no profesionales que participan durante el proceso...
en nov 5, 2019
El cambio climático sumado al turismo hacen proliferar mosquitos en el mediterráneo
El cambio climático sumado al turismo hacen que se prolifere más los mosquitos en el mediterráneo, además de...
en oct 31, 2019

COMENTARIOS ACTUALES

en jul 5, 2018 | por Victoria Vasileva
Close